miércoles, 22 de septiembre de 2010

Costa Rica Sin- crónicas " en dos posiciones fundamentales "



En dos posiciones fundamentales. Costa Rica Sin-crónica surge ante el planteamiento del concepto globalizado de nuestra identidad en contraposición al legado cultural alguna vez heredado de nuestros antepasados.
La perdida de la esencia tras la modernización ha calado en nuestras recientes generaciones, un abismo difícil de alcanzar, fragmentando así parte de nuestro acervo cultural.
Costa Rica Sin- crónica busca integrar dos posiciones fundamentales, por un lado la falta de interés por lo autóctono, y por otro, la consecuencia que estamos enfrentando por medio de la vulnerabilidad en nuestro sistema de valores.

Natalia Vega Camacho : Retoma el concepto del buen salvaje nombrado por Rousseau contextualizandolo a la realidad que el país atraviesa. La serie refiere una visión light y contemporánea de un " buen salvaje". Dicha visión se proyecta en el extranjero en forma equivocada y distorsionada lo que en realidad conocemos como nuestra identidad.
Este mito, que se manifiesta aún en la actualidad, se ha convertido en parte del imaginario social, e involucra tanto a los pueblos desarrollados como a los subdesarrollados, y los convierte en victimas activas de esta catástrofe social.
Los costarricenses olvidan su cultura y se muestran tal y como son concebidos en el extranjero. Una proyección de ser sub-desarrollado ilustrando un utópico paisaje, de la ya conocida imagen de país tropical.
Un ser "virtuoso y amable" tal vez " victima o testigo" pero en general ... el ingenuo mono que lo acompaña.

Ivannia Lasso Hernàndez : Por su parte ve las representaciones gráficas derivadas en un contexto cultural de masas que se componen de un carácter simbólico. Esto a su vez, se encuentra determinado en diversas ocasiones por tecnologías de distribución publica.
La obra manifiesta una temática de transgresión de los medios en el tiempo, donde se plasma una serie de problemas en la identidad contemporánea, y su relación ante el caos mediático, que revela una atmósfera entre lo natural y lo artificial.
EL motivo, lo constituye la flor de la iconografía nacional de Costa Rica: La Guaria Morada. En donde se observan las imágenes fragmentadas que remiten a una era de iconos en colapso, a través de la pérdida de identidad de nuestro país.

"Costa Rica sin- crónicas". Patrocinada por Astravino.com, Servitexto digital S.A., Bufete Montero Montero, Cinexpress y Cafè las flores está en Casa de la Cultura Alfredo Gonzàlez Flores del 17 al 30 de setiembre.

Entrada libre.